A tous les enfants et petits enfants des combattants de l'armée de la République Espagnole,et des forces antifacistes:
Guerilléros,
Brigadistas,
Socialistes,
Communistes,
Anarchistes de la FAI,
Membres du POUM,
Syndicalistes de la CNT
Francs Maçons,
réfugiés de tous
âges, et à tous ceux qui ont combattu pour la Liberté durant la Guerre Civile d' ESPAGNE de 1936, ce blog vous est ouvert pour raconter ou découvrir
LA MÉMOIRE DE NOS PÈRES.


Pour éditer vos documents et témoignages dans ce blog écrivez à l'adresse email ci-dessous, vous pouvez aussi répondre directement dans la rubrique commentaires en fin d'article:
vrann.dansief@gmail.com

LA "RETIRADA"

LA "RETIRADA"
Ils étaient parmis eux...

lundi 9 février 2009

HOMENAJE A LOS ESPAÑOLES PRESOS EN LOS CAMPOS NAZIS

Público.es/GUILLEM SANS MORA - Berlín - 28/01/2009
Un acto en Sachsenhausen recuerda a los 8.700 prisioneros republicanos.
Por Sachsenhausen pasaron otros 192 republicanos, según documentos de la época. No se conoce su número total, ya que muchos, declarados apátridas por Franco, fueron identificados como franceses. Todos ellos recibieron ayer un homenaje público en el Día Internacional del Holocausto. El embajador español, Rafael Dezcallar, depositó una corona de flores en la estación Z, la antigua fosa de fusilamiento con depósito de cadáveres y cámara de gas. Antes, Dezcallar recordó en un breve discurso a los alrededor de 8.700 españoles que pasaron por los campos alemanes, la mayoría de ellos por Mauthausen. Durante el acto, Adam König, judío superviviente de Auschwitz, leyó el mensaje de agradecimiento de uno de ellos, Pedro Martín, quien vive en la Baja Normandía y no pudo asistir a la ceremonia por motivos de salud.
"Se transformaban en algo salvaje, bestial". Así describió el líder sindicalista español Francisco Largo Caballero su impresión de los presos del campo de concentración de Sachsenhausen, al norte de Berlín. Largo Caballero, que había sido presidente del Gobierno y ministro de la Guerra, llegó a Sachsenhausen en agosto de 1943. Tenía 74 años y le había detenido la Gestapo en Francia.

Liberados por los polacos

Casi todos los españoles internados en Sachsenhausen llegaron en enero de 1943, en un transporte con 1.600 detenidos por las fuerzas de ocupación en Francia. Según explicó ayer la historiadora Astrid Ley, un camarero leridano que tuvo la suerte de que le pusieran a trabajar de cocinero, José Carabasa, logró que metieran a Largo Caballero en una barraca donde se dejaba a los enfermos en paz. Allí lo encontraron los oficiales polacos que lo liberaron.

A medida que se acercaban los aliados, el horror continuó fuera de los campos con las marchas de la muerte, ordenadas por las SS. La historiadora recordó el testimonio que dejó Carabasa sobre Sachsenhausen: "Presenciamos escenas horribles. Tiros en la nuca sin parar a los que se dejaban caer agotados en la cuneta Una noche, hombres de las SS prendieron un pajar al que habían mandado a dormir a 100 prisioneros. En otra ocasión, fuimos testigos de una ejecución masiva en el bosque, en la que usaron ametralladoras".

HOMENAJE EN BERLÍN A LAS VÍCTIMAS ESPAÑOLAS DEL NAZISMO

Un frío gélido acompañó ayer el homenaje a las víctimas españolas del campo de concentración nazi de Sachsenhausen, al norte de Berlín.

El País/JUAN GÓMEZ - Berlín - 28/01/2009

Más de 200 personas entre supervivientes, políticos y amigos se reunieron en el interior del recinto para recordar a los republicanos y antifascistas españoles que entre 1941 y 1945 sufrieron encierro y abuso.

Se sabe que murieron 28, pero se sospecha que la cifra es "considerablemente mayor" debido a que muchos republicanos, que escaparon a Francia tras la Guerra Civil, recibieron de sus carceleros nazis un triángulo rojo con la letra F en su interior que los identificaba como izquierdistas y franceses. La dictadura franquista había privado a los opositores exiliados de la nacionalidad española.

Uno de los últimos testigos de aquel trato inhumano es Pedro Martín, que fue enviado a Sachsenhausen en 1943 por sabotear en Francia intereses de los ocupantes alemanes. Impedido por su edad avanzada y estado de salud, Martín envió una carta que leyó Adam König, superviviente de Sachsenhausen y Auschwitz. En ella recordó las terribles condiciones de vida en el campo y destacó el "espíritu de resistencia" de sus prisioneros españoles.

Tras el homenaje celebrado en la antigua lavandería del campo, los asistentes caminaron por el recinto de los hornos crematorios. Dejaron allí coronas el embajador español en Alemania, Rafael Dezcallar, y diversos políticos. Ante la gran escultura conmemorativa quedaron los colores de la República, los de la actual bandera de España, de Israel y el rojo de los partidos de izquierda.



Aucun commentaire: